Archivo de la etiqueta: Gabriela Mistral

Dos libros sobre Gabriela

Aprovechando este nuevo impulso en el conocimiento de la obra poética de Gabriela Mistral, con la edición de Almácigo y Niña Errante, provenientes de la donación de los herederos de Doris Dana, les recomendamos dos bellos libros ilustrados, que invitan a nuestros niños a conocer la vida y obra de Mistral.

1. Gabriela la poeta viajera de Editorial Amanuta, escrito por Alejandra Toro e ilustrado por Isabel Hojas.

gabriela la poeta viajera

2.  Lucila se llamaba Gabriela de Sonia Montecinos e ilustrado por Luis San Vicente. Editado en México por Editorial El Castillo, y que lamentablemente, no podemos comprar en Chile, sólo se puede encargar vía internet.

Lucila se llamaba gabriela

Ambos textos privilegian la visión de mujer adelantada a su época y su choque con las estructuras tradicionales de la sociedad latinomericana. Dos buenos ejemplos para ampliar el conocimiento acerca de la obra mistraliana.

Deja un comentario

Archivado bajo lectura, Noticias

Niña errante: pasión epistolar entre Gabriela y Doris.

gabriela Mistral y Doris Dana

Bajo el sello Random House Mondadori, aparecerá esta semana el libro Niña Errante, que recopila el intercambio epistolar entre la poeta Gabriela Mistral y su asistente personal, Doris Dana, entre los años 1948-1956.  Del artículo aparecido este domingo en Artes y Letras de El Mercurio, extraímos una bella carta que Doris guardó por años en una caja fuerte:

Yo sé bien que nadie, ninguna persona en este mundo,  puede

Saber qué cosa es nuestra vida (excepto) nosotros mismos.

La bella vida nuestra es tan imperceptible, tan delicada, por llena

de imponderables, que casi no es posible verlas. Es posible solamente

vivirla, gracias a Dios.

Yo vivo en una especie de sueño, acordándome de todas las gracias

que me has hecho.

Y lo que vivo es una vida nueva, una vida que siempre yo he

buscado y nunca hallé. Es una cosa ella sacra y concentrada.

La vida sin ti es una cosa sin sangre, sin razón alguna. Tú eres

“mi casa”, mi hogar, tú misma. En ti mi centro.

( y el solo quererte me purifica). Ella es el abandono, la confianza

Completa.

Yo sé que tú eres fiel como una piedra.

Mi memoria es ahora un mundo, se vuelve un Universo vasto y

completo.  Y a la vez, incompleto, porque ha crecido tanto aunque

parecería que no pudiese crecer más.

Ay, amor grave y tan dulce, tan sin peso a la vez. ¡Alegría mía!

32 comentarios

Archivado bajo lectura, Noticias